fbpx

Volvo está abandonando el cuero en todos sus vehículos eléctricos para ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero