Una actualización de Windows fue todo un problema para sus usuarios esta semana