Tanto los historiales médicos como nuestra actividad en las redes sociales pueden servir para predecir intenciones suicidas. Pero la desregulación de esta segunda fuente de datos tiene tantos aspectos negativos como positivos.

Continue reading Tanto los historiales médicos como nuestra actividad en las redes sociales pueden servir para predecir intenciones suicidas. Pero la desregulación de esta segunda fuente de datos tiene tantos aspectos negativos como positivos.