No era tan fiero el león como lo pintaba OpenAI: tras anunciar en febrero que no publicaría su IA de generación de noticias falsas por ser demasiado “peligrosa”, ahora reconocen que no existen pruebas de un mal uso.


No era tan fiero el león como lo pintaba OpenAI: tras anunciar en febrero que no publicaría su IA de generación de noticias falsas por ser demasiado “peligrosa”, ahora reconocen que no existen pruebas de un mal uso.


Acá puedes leer la nota completa: xataka