Llega tecnología Wi-Charge que permite carga inalámbrica

0

Tienes que ver esta nueva manera de cargar tus dispositivos. Llega tecnología Wi-Charge que permite carga inalámbrica. Cada vez necesitamos o queremos menos cables. Y cada vez tenemos más aparatos que requieren de carga para su funcionamiento. Por eso ya es muy frecuente encontrar teléfonos móviles que incorporan carga inalámbrica.

Si a algo tenemos miedo es a quedarnos sin batería en el Smartphone. Cada vez utilizamos más el teléfono ya sea para el ámbito personal y en el laboral. En este sentido, supone una carga más (y nunca mejor dicho) llevar el cargador a todos lados. Además de ser un peso no es seguro que allá donde estemos encontremos un enchufe cerca para poder ‘recargar pilas’.

Lo que comenzó siendo un valor añadido para teléfonos de alta gama es ya una mejora presente incluso en teléfonos de gama media

En en este sentido cada vez es más frecuente encontrar terminales que incorporan carga inalámbrica. Lo que comenzó siendo un valor añadido para teléfonos de alta gama es ya una mejora presente incluso en teléfonos de gama media.

La carga inalámbrica es una funcionalidad que va asociada a los cargadores inalámbricos o de base de carga con voltajes de entre 5 y 15 V. Por ejemplo, una de las tecnologías más pioneras y revolucionarias es la de Wi-Charge, que ahora es capaz de recargar el teléfono con rayos láser.

Carga con láser, un paso más

Cargar el teléfono sin cables es posible pero es necesaria una base compatible que haga de transformador de la energía. En este sentido, Wi-Charge utiliza rayos láser infrarrojos en lugar de la energía eléctrica emitida por radiofrecuencia.

Wi-Charge es una tecnología que carga el teléfono con rayos láser

Este sistema de carga con láser está compuesto por un emisor de luz en un extremo dotado de fotones que evía a un medio con ganancia para multiplicarlos. De esta manera, al llegar al otro extremo, los fotones rebotan en un espejo y es entonces cuando pasan de nuevo por el medio con ganancia de otro espejo.

Eso sí, para poder utilizarlo es necesario instalar en el techo de la habitación en la que normalmente se cargue el teléfono, un transistor que es el encargado de de convertir la energía eléctrica en luz infrarroja y enviarla al receptor.

A pesar de que parezca que es un sistema creado para una película de Ciencia Ficción lo cierto es que esta tecnología es inofensiva para la salud. Los rayos que utiliza son de clase uno, por lo tanto la potencia que emite no es tan fuerte como para dañar al ser humano.

Hasta el momento la carga inalámbrica era posible siempre y cuando existiera contacto con el terminal. Con Wi-Charge ya no es necesario, ya que utiliza rayos láser. Tiene un precio de 200 dólares y viene con el kit necesario para empezar a cargar. Y el único ‘pero’ es que hay que dejar el Smartphone encima de la mesa en línea recta con el cargador de láser ya que el rayo necesita tenerlo a la vista, no vale llevarlo en el bolsillo.

Zona Movilidad

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no será publicada a terceros

Escribe los números *