La verdadera valentía no se demuestra saltando de helicópteros o escalando rascacielos en Dubai, sino haciendo cosas como esta.

La verdadera valentía no se demuestra saltando de helicópteros o escalando rascacielos en Dubai, sino haciendo cosas como esta.

Leer nota en: GQ España