fbpx

La razón por la que Microsoft se hizo tan grande se debe al mejor trato jamás hecho en la historia de la informática, entre la incipiente empresa de software cofundada por Bill Gates y el gigante del hardware IBM.