fbpx

La nueva PS5 tiene un disipador de calor mucho más pequeño que su predecesor, lo que hace que aumenten las temperaturas de la consola externa: