fbpx

La fuga de datos expuso 38 millones de registros, incluidos los estados de vacunación COVID-19