Podcast de Tecnología y Noticias de Tecnología

La Falla de San Andrés preocupa a la comunidad científica

0

Recientemente tras los sismos registrados a nivel mundial, muchos investigadores y especialistas en geología se han dado la labor de evaluar este tipo de comportamiento de la tierra, sin embargo el fragmento de la tierra que comunica los países del pacífico del continente americano y asiático, conocido como la Falla de San Andrés preocupa a la comunidad científica de posible Megaterremoto.

Los movimientos de las placas tectónicas son producidos naturalmente, y su constante movimiento precisamente en las fallas o en donde las placas no están encajadas tienden a ser consideradas zonas sísmicas, por lo que claramente movimiento es  determinado normal.

Sin embargo, desde que se produjo el terremoto en 19 de septiembre en el centro de México con una magnitud de 7.1 y el que se generó una semana previa de 8,2 en la zona costera, ha ocasionado incluso muchas especulaciones que posiblemente se produzca un Megaterremoto por el Anillo de Fuego, lo cual fue totalmente desmentido por las mismas Naciones Unidas, puesto que hasta ahora no existe una tecnología tan avanzada capaz de predecir con exactitud los sismos.

A pesar de ello, varios científicos han señalado que la energía acumulada en esta falla ha sido muy grande y por ello se comenta que probablemente se produzca un gran terremoto, puesto que el último se generó en 1700 denominado como el Terremoto Cascadia, destruyendo totalmente la ciudad de California y que a su vez generó un gran tsunami que impactó a Japón al estar localizado en el Pacífico.

Posteriormente en 1906 se produjo un terremoto en la misma falla el cual sostuvo una magnitud de 7.8, luego casualmente en 1989 el mismo año que se produjo el Gran Terremoto de México el 19 de septiembre, se produjo otro en California pero el 17 de octubre y tuvo una magnitud de 7,1, a pesar que desde ese momento no se han registrado grandes sismos el día 22 de septiembre se registró en dicha falla un sismo de 5,7 pero muy leve.

A pesar de las advertencias la importancia es que la población esté lo suficientemente preparado para este tipo de desastres naturales, y que a su vez en caso que llegue a suceder las autoridades respectivas sean capaces de responder ante la alta densidad poblacional de la región.

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no será publicada a terceros

Escribe los números *