fbpx

La Comisión Europea propone el USB-C como cargador común para los dispositivos portátiles