Podcast de Tecnología y Noticias de Tecnología

Hoy en América Latina hay ataques cibernéticos cada 30 seg

0

Entre enero y agosto de 2017 se registraron 677 millones de ataques cibernéticos en América Latina, lo que implica un alza del 59% comparado con 2016 y significa que cada hora se realizaron 117 ataques y, cada segundo, 33.

Estas cifras fueron reveladas por la compañía de seguridad informática Kaspersky durante la séptima Cumbre Latinoamericana de Analistas de Seguridad, que se llevó a cabo en Buenos Aires (Argentina) del 10 a 13 de septiembre.

Según Kaspersky, Brasil, México y Colombia son los países que más ataques cibernéticos han sufrido en lo que va el 2017, lo que incluye ataques realizados al estar conectados a internet y estando fuera de conexión. En cantidad de ataques Brasil representa el 53% del total, mientras que México se ubicó en el segundo lugar con 17% y Colombia en el tercer lugar, con 9%.

Según Fabio Assolini, analista del equipo global de investigación y análisis (GReAT) de Kaspersky, si bien ataques como el ransomware (programas informáticos malintencionados que restringen el acceso a determinadas partes o archivos del sistema infectado y que para quitar esa restricción piden a cambio un rescate) han sido uno de los vectores con mayores incidencias globales, como con los recientes casos de WannaCry y NotPetya, en la región predominan los ataques llamados offline o fuera de conexión, que se realizan en su mayoría al usar software pirata.

“Son los que se dan por las USB o DVD o cualquier otro disco infectado. Como más se infectan es por medio de los cracks, que son los archivos que la gente usa para piratear software oficiales y no pagar”, dijo Assolini a medios de comunicación en Buenos Aires.

De los ataques offline, el 50% está relacionado con piratería, el 40% es malware (programas malintencionados) y 10% restante se relaciona con otros casos. “Esto es un indicio de que la piratería sigue siendo un gran problema en la región”, dijo el analista.

Según Assolini, los ataques offline se identifican con las letras LNK en el archivo y la mayoría llegan por una USB infectada.

Otro vector de ataque común en la región es el llamado phishing, que busca obtener información personal y financiera por medios fraudulentos y se efectúa por correo electrónico con archivos de Java Script.

“Son la principal forma de atacar mientras estás navegando porque actualmente Java Script se usa para todo en internet”, dijo Assolini.

En cuanto a amenazas móviles, en los primeros ocho meses de 2017 Kaspersky registró 931.000 detecciones de malware. De nuevo, Brasil, México y Colombia lideraron esta categoría, con el 31%, el 29% y el 7% de los casos, respectivamente.

En cuanto a los ataques por ransomware en la región, estos se incrementaron hasta un 30% durante el último año.

Según la compañía de seguridad informática, Brasil concentra el 54,9% del total de ataques de ese tipo detectados en la zona, seguido por México, con 23,4%, y Colombia, con el 5% de los casos.

“Desde 2016 a la fecha, la mitad de los virus detectados en América Latina pertenecen a la categoría de troyanos, siendo Trojan-Ransom el de crecimiento más acelerado”, dijo Santiago Pontiroli, analista de seguridad para Kaspersky en América Latina.

Los ataques son dirigidos principalmente al sector salud, así como a pequeñas y medianas empresas, que entre 2016 y 2017 han padecido el secuestro de datos, “la amenaza con mayor impacto en América Latina”, según el especialista.

A mediados de mayo, el mundo se enfrentó con WannaCry, el mayor ataque de un virus informático en la historia, dirigido a diversas instituciones y empresas de más de 100 países.

Aunque las ganancias de los autores del extenso ataque se estimaron en 100.000 dólares, los daños ocasionados superaron ampliamente la cifra en los usuarios afectados, según la empresa rusa.

En julio de 2016, la policía de Holanda, Europol, Intel Security y Kaspersky lanzaron una herramienta en línea llamada No more ransom, para ayudar a desbloquear sin costo equipos infectados por diferentes tipos de ransomware.

“Gracias a esta iniciativa sin fines de lucro, más de 30.000 usuarios a nivel global han descifrado sus dispositivos y han podido frenar, en cierta forma, esta amenaza mundial”, resalta Santiago Pontiroli.

Fuente

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no será publicada a terceros

Escribe los números *