fbpx

En junio, Xiaomi superó a Samsung y se convirtió en el proveedor de teléfonos inteligentes más grande del mundo