fbpx

El Snapdragon 888+ le da otra vuelta de tuerca a un móvil que ya era una absoluta bestia del gaming.