fbpx

A Einstein se le daban bien las matemáticas y siempre fue un estudiante sobresaliente: por qué la historia que defiende lo contrario es un mito